lunes, 9 de mayo de 2011

¿POR QUÉ?

¿Por qué? ¿Por qué? ¿ Por qué tengo que ser así? ¿Por qué no puedo ser simplemente normal? ¿Por qué no me limito meramente a existir? ¿Por qué tengo que elegir el camino más difícil? No el camino difícil, no... el más difícil. ¿Pero qué me pasa? ¿Qué me falta? ¿No cuento aprender nunca de los errores? ¿Qué sentido tiene cometerlos si no aprendo? ¿Por qué siempre es "tengo que..."? No puedo más. No lo soporto más. No sé vivir. Ya no sé ni sobrevivir. Se me está derrumbando el mundo a pedazos y no sé cómo evitarlo. No sé cómo se hace. Todo lo que hago es tan absurdo... ¿Alguien puede enseñarme a ser realista por favor? Bajarme de esta montaña rusa que es mi vida porque el vagón ya ha descarrilado y ni siquiera me voy a estampar contra un muro porque estoy parada. Como una estatua de sal. Romperme, por favor, que alguien me rompa, porque a mí la vida ya me queda grande y me sobrepasan los problemas. Que alguien me enseñe que no soy Atlas y el mundo no está cargado en mi espalda. ¿Por qué no conformarme con sobrevivir? ¿Por qué no conformarme? ¿Por qué todo tiene que doler tanto? ¿Por qué me complico tanto la vida? La vida no debe ser tan complicada...
Que alguien me dé dos hostias por favor, que me las merezco.

3 comentarios:

raindrop dijo...

¿Es aquí la cola de las dos hostias? ¿Quién da la vez?
Y el que esté libre de errores o el que sepa vivir mejor que nadie, que las reparta.

besos

Blog A dijo...

Creo que tiene todas las respuéstas, las has escrito tu.
Eres lista. Lo demas es vivir.
un beso

Contraindicado dijo...

Por cada flor del Jardin, el jardinero es servidor de mil espinas... Después los triunfos te van a saber a las mil maravillas... Animo y besotes!!!