viernes, 19 de agosto de 2011

Pedazos de mi vida rota

"Yo no quiero que te mueras".

Después de una ración del más delicioso sexo que mi cuerpo ha probado nunca (tu variante del "te amo más que a mi propia vida y esto es por si algún día te atreves a olvidarte de mí"), enredados en tu cama, te susurré al oído:
- Prométeme que no me vas a dejar nunca.

De música de fondo suena "Have you ever loved a woman" de Bryan Adams, cómo no, Bryan Adams siempre sonaba cuando hacíamos el amor. Y tú, en vez de engañarme, me dices:
- Eso no te lo puedo prometer, mi amor.
- ¿Por qué? ¿Es que crees que vas a querer dejarme algún día?
- No, claro que no, tonta, pero hay cosas que no dependen de mí. Puedo tener un accidente o una enfermedad. Puedo morirme.
-No digas eso. Yo no quiero que te mueras. Dime que no morirás, que no me dejarás nunca.
- No te lo puedo decir, mi vida, no llores. No depende de mí, pero si pasa quiero que vuelvas a sonreir cuando puedas. Que encuentres a alguien y sigas adelante con tu vida. Quiero verte feliz.
- No puedo vivir sin ti. Me suicidaré, me cortaré las venas, saltaré por un acantilado. Me moriré sin ti.
- No digas tonterías, cariño. Claro que puedes. Sobrevivirás.

Ni siquiera las cristalinas lágrimas que asomaban en mis ojos lograban nunca que me mintieras. Por eso te quise tanto. Lloré en silencio entre tus brazos y tus dulces besos se fueron tragando mis lágrimas mientras nos volvíamos a fundir en uno.

Siempre me he preguntado si tú ya lo sabías. Cuánto me duele reconocer que tenías razón.









6 comentarios:

raindrop dijo...

Si tuvo razón en lo primero, seguramente también lo tendrá en lo segundo: sobrevivirás.

Te enlazo un post que escribí hace un montón de tiempo. No por lo que yo escribí (que es muy poco), sino por el poema que incluí en él.
Dice algo muy parecido a lo que acabo de leer aquí.


un beso

Blog A dijo...

Que la vida no te envié todo el sufrimiento que puedes soportar, sería una tortura.

Ayla dijo...

Muy bonita tu entrada y el poema, raindrop. No se olvida, con el paso de los años el sentimiento va cambiando y se hace más soportable y duele sólo cuando te acuerdas, aunq la marca es de por vida. Por lo menos a mi edad...

Montse, esperemos q la vida nos trate bien :)

Bsos

Contraindicado dijo...

Creo que solo es cuestión de aprender a sobrevivir... Aunque tenga la espalda llena de cicatrices del camino...Besotes!!!

TORO SALVAJE dijo...

Desde luego, romántica a más no poder.
Muy bien.

Me has hecho reír con tu comentario.

Besos.

Ayla dijo...

Muchas gracias por tu visita, Toro Salvaje!

Me alegro de hacerte reir. (Debo confesar q estoy enamorada de Terremoto Crazy jajaja)

Bsos